Pocos restos fiables quedan en la actualidad sobre la antiquísima actividad, comercio, almacenamiento y consumo de nieve en la villa de Leza. Fuentes orales consultadas sostienen que hubo dos neveras en la jurisdicción: una situada en la villa, en la zona Norte, que sería hoy en día una bodega particular; otra en el alto de la Lombilla, al Este de la población.

Lamentablemente, la documentación histórica que conocemos no nos permite contrastar la existencia de dos estructuras o construcciones, sino que más bien nos habla de una sola, cuyo origen se remonta a la década de los 70 del siglo XVII: “Ytten se le passan en quenta a el dho Mayordomo 81 Reales por los mismos que se gastaron en dha nebera en dar pan y vino en los que en ella trabajaron en abrir el oyo” (1); “Quince reales que gastó el Concejo el dia que se cerró la nevera” (2) Esta construcción es de propiedad privada, de la Cofradía del Santísimo Sacramento. En los libros de cuentas de la cofradía se da cuenta de reparaciones en la escalera, el caño y la puerta de la nevera.

Además de abastecer a los vecinos de Leza, esta cofradía realiza en 1673 un contrato con la villa de Elciego para provisión de nieve desde 1673 a 1700 (3); un año antes aparece un apunte de comercio con Haro: “43 rls a Francisco Fernandez por el trabaxo y cuidado que hubo en dar nieve a la villa de Aro y demás personas que venían por ella” (4).

La nevera sufre intervenciones importantes en 1693; se habla de “abrir los cimientos” y en 1716, rehaciéndose nuevamente desde los cimientos, paredes y puerta. La razón de que no pensemos en otra nevera de diferente ubicación es que siempre se habla de la nevera, en singular. Antes, en 1708, los habitantes de Leza habían intentado construir otro pozo de nieve en el puerto de Recilla, jurisdicción de Laguardia, cuestión que no es muy bien acogida por el Concejo de esta villa: “ha llegado a los oidos del Concejo que los vecinos de Leza construyen un pozo nevera en la jurisdicción de San Cristobal y término de Rezilla, jurisdicción de Laguardia… Se manda a veedores para que, si encuentran a gente trabajando allí, los traigan presos” (5)

Una fecha clave es 1749; una escritura firmada ante el notario Vicente de Vitoriano y Tarazona nos habla de la venta de la nevera que la Cofradía tiene junto a las heras de la villa al Concejo de Leza (6), por el precio de 45 ducados. Sin embargo, otro escrito de 1753, diciendo que entre las posesiones de la Cofradía en Leza figuran una nevera en su jurisdicción (7) parece desmentir lo anterior y abre todo un abanico de posibilidades, incluso de una segunda nevera. Lo cierto es que en 1760, el Concejo de Leza ya tiene una nevera en propiedad “que se halla en medio de las heras de la dha villa” (8), y que se hipoteca junto a otros bienes para conseguir un censo con el que afrontar la nueva construcción del molino concejil. Parece ser que la correspondencia de la nevera de la villa o de las eras, que pasa de la Cofradía a manos del ayuntamiento es clara pero, ¿existió una segunda nevera, situada en el alto de La Lombilla? y de ser así, ¿Qué estamento o particular la tenía en propiedad?.

Español