Historia EUSK

EUSK La historia de Leza comienza hace unos cuatro mil años, cuando se instalan varias familias que vivían de la caza y posteriormente del pastoreo y que nos dejan evidencias de su existencia en los dólmenes de “Layaza” y “El Sotillo”.

Mucho después, a principios de la Edad Media, la zona adquiere importancia por su ubicación estratégica. Situado en una antigua encrucijada de caminos que comunican los poblados de Laguardia con la Sonsierra y con Vitoria, sobrevivió a las crisis que despoblaron las aldeas comarcanas de Pazuengos, Quintana, Murriarte y Berberana absorbiendo en parte el reducido vecindario de las tres últimas.

En 1366 tenía 12 vecinos que pagaban contribución.  En 1525 eran éstos 44, y 50 en 1575. En el siglo XIV había en el pueblo un sacerdote y 5 en el XVIII.

Carlos II concedió a Leza el Título de villa el 17 de noviembre de 1.666 a la vez que a Navaridas, Baños y otros pueblos de la región.

En su jurisdicción estuvo la ermita de San Esteban y la sucesora de la antigua parroquia de Murriat.

Euskara